En su Maleta

Sistema eléctrico

En España, el voltaje es de 220v. Si usted viene con sus aparatos eléctricos, no olvide su adaptador. Si se lo olvida en casa, estaremos encantados de prestarle uno.

Ropa de verano

Si viene entre mayo y septiembre, le aconsejamos traer ropa ligera. El verano en Barcelona es cálido y seco. No olvide su toalla de playa, su crema solar y sus gafas de sol. Con todo esto, ya estará listo para disfrutar de las temperaturas más agradables del Mediterráneo.

Ropa de invierno

Los inviernos en Barcelona suelen ser húmedos y suaves. Le aconsejamos traer vaqueros, pantalones, chaqueta y abrigo. Si llueve, tenemos paraguas para ofrecerle en nuestra recepción. No olvide traer gorro de lana y bufanda, especialmente entre noviembre y febrero, ya que las temperaturas pueden descender en estos meses.

Un día ideal

Por la mañana

Nada mejor que empezar el día con un buen desayuno en el Mercado de la Boquería, donde podrá saborear los productos más frescos de la zona. Después de haber cruzado la Rambla y llegado en el Barrio Gótico, puede deambular y perderse en sus calles medievales, dejándose impresionar por la arquitectura y el ambiente. No deje de visitar las ruinas romanas escondidas dentro de algunos edificios o museos, como el templo de Augusto, ubicado cerca de la plaza San Jaume. Haga una pausa enfrente de la Catedral para admirar siglos de historia agrupados en un mismo lugar: la muralla romana del siglo IV d. C. se mezcla con los hoteles modernistas, los edificios medievales y la catedral gótica. Puede ir a tomar un café cerca de la catedral Santa María del Mar, en el corazón del Born, uno de los barrios artísticos y más pintorescos de Barcelona. Antes de comer, puede visitar el Museo Picasso, con su importante colección de obras del maestro pintor.

Por la tarde

Los enamorados del arte y de la arquitectura se encontrarán muy a gusto en Barcelona. La Sagrada Família les espera con sus numerosos detalles y torres. Ascienda a lo más alto y podrá aprovechar de una vista a 360º sobre la ciudad. Haga una pausa en un restaurante típico o una taberna para probar los famosos pintxos, las tapas del norte de España. Después, le aconsejamos visitar el Parc Güell, sus columnas y sus rincones escondidos. De vuelta al centro de la ciudad, aventúrese en Passeig de Gràcia, la avenida comercial más importante de Barcelona, donde se encuentran algunas joyas arquitectónicas. Tras haber sacado fotos de la Casa Batlló y de la Casa Milà, ambas construidas por Gaudí, baje hasta Plaça Catalunya, el centro neurálgico de Barcelona. Desde aquí, puede hacer un poco de shopping, bajando a la Puerta del Ángel y la Rambla.

Por la noche

Para terminar el día, suba hasta Montjuïc para mirar el atardecer. La colina al lado del mar, ofrece vistas excepcionales sobre la ciudad y el puerto. Caminando o por teleférico, llegará al castillo sobre la cima. Desde ahí podrá admirar los últimos rayos de sol que iluminan especialmente el puerto y el casco antiguo de la ciudad. Después de hacer el descenso, podrá aprovechar del paseo del mar, con el buen ambiente de los chiringuitos. Llegado a la Barceloneta, el antiguo barrio de pescadores, podrá degustar platos típicos, como pescado y paella. Si quiere ir de fiesta, los clubes y bares del Puerto Olímpico le esperan, y si busca un ambiente más tranquilo, las numerosas terrazas abren sus puertas para escuchar jazz en vivo con un buen whisky. Cuando note el cansancio, puede regresar al confort y a la tranquilidad de Happy Apartments Barcelona para terminar una noche perfecta.